Niels Reyes

Su proyección es sumamente posmoderna. Sus piezas contienen una carga intertextual, una apropiación y un reciclaje, propios de este tipo de arte. Las obras hacen referencia a distintos autores y estilos pictóricos de la historia del arte. Sin embargo, la influencia más clara en el trabajo de este artista, la encontramos en la pintura rusa y alemana contemporánea. A ello, Niels lo tiñe con su sello propio y le da vida.

El tema preferido por él es la niñez. A diferencia de muchos pintores, su preocupación fundamental es la estética, y no el efecto ético o social que tengan sus cuadros, aunque la negación de esto último indica una actitud ética. No obstante, el pintor está más interesado en, a través de gruesas pinceladas, colores intensos, fuertes contrastes y composiciones dinámicas, representar un universo infantil de nostalgia, con un peso dramático. El manejo de la emoción es fundamental para ello. Su contemporaneidad radica, pues, en el manejo pictórico de los elementos, y no los géneros o discursivas que escoge. Niels Reyes le otorga al retrato un halo de frescura posmoderna.

 

There is currently no content classified with this term.

Su proyección es sumamente posmoderna. Sus piezas contienen una carga intertextual, una apropiación y un reciclaje, propios de este tipo de arte. Las obras hacen referencia a distintos autores y estilos pictóricos de la historia del arte. Sin embargo, la influencia más clara en el trabajo de este artista, la encontramos en la pintura rusa y alemana contemporánea. A ello, Niels lo tiñe con su sello propio y le da vida.

El tema preferido por él es la niñez. A diferencia de muchos pintores, su preocupación fundamental es la estética, y no el efecto ético o social que tengan sus cuadros, aunque la negación de esto último indica una actitud ética. No obstante, el pintor está más interesado en, a través de gruesas pinceladas, colores intensos, fuertes contrastes y composiciones dinámicas, representar un universo infantil de nostalgia, con un peso dramático. El manejo de la emoción es fundamental para ello. Su contemporaneidad radica, pues, en el manejo pictórico de los elementos, y no los géneros o discursivas que escoge. Niels Reyes le otorga al retrato un halo de frescura posmoderna.