Manuel Mendive

Manuel Mendive (La Habana, 1944), pintor, grabador y performer, Premio Nacional de Artes Plásticas, 2001.

Desde que el mundo existe, el hombre ha tratado de explicarse su presencia en la tierra, ya sea desde el arte, la ciencia, la filosofía o la religión. Y es que los misterios le dan un sentido más profundo e intenso a lo que llamamos vida.

Manuel Mendive conoce los secretos del panteón yoruba y como buen estudioso revela que la conexión entre lo divino y lo corpóreo va más allá de lo imaginado, incluso de lo soñado.

Sus obras, de gran fuerza telúrica, nos conducen hacia la génesis misma de la creación. Para ello es preciso ampliar la mirada, quitarse los conceptos de encima y abrir el corazón.

Mendive domina el arte de la luz en sus piezas. Le concede a cada rostro la claridad necesaria y lo más importante, que parezca siempre natural, como si los mismísimos rayos del sol penetraran en el lienzo.

En otras piezas, los colores son más tenues porque cada intención lleva un lenguaje diferente. El artista es un verdadero maestro en develar nuestra identidad como país. Sabe bien que es imposible explicar Cuba sin África y como nativo de la Isla, su sabiduría se encuentra muy ligada a las raíces del continente conocido como la cuna de la humanidad.

Si el observador se detiene con cautela ante sus pinturas, verá las partes convertirse en el todo,  ya que sus deidades no están a lo lejos sentadas en un trono ideal, más bien mezcla los dioses yorubas con los seres humanos porque “siempre están acompañándonos”, afirma el prestigioso pintor. Esa unidad de propósito se logra cuando se comprende el sentido cíclico de la vida y el arte, verdades que Mendive aprovecha al máximo para mostrar la magia que lleva dentro.

Varias de sus obras se han expuesto en países como África, Estados Unidos, África, Italia, Holanda, Suiza, Japón, Cuba y en otras regiones.

Frase de Manuel Mendive: “Mi obra tiene alas. Todo tiene su belleza, la noche, la luna, hasta en lo más feo hay algo bello”.

There is currently no content classified with this term.

Manuel Mendive (La Habana, 1944), pintor, grabador y performer, Premio Nacional de Artes Plásticas, 2001.

Desde que el mundo existe, el hombre ha tratado de explicarse su presencia en la tierra, ya sea desde el arte, la ciencia, la filosofía o la religión. Y es que los misterios le dan un sentido más profundo e intenso a lo que llamamos vida.

Manuel Mendive conoce los secretos del panteón yoruba y como buen estudioso revela que la conexión entre lo divino y lo corpóreo va más allá de lo imaginado, incluso de lo soñado.

Sus obras, de gran fuerza telúrica, nos conducen hacia la génesis misma de la creación. Para ello es preciso ampliar la mirada, quitarse los conceptos de encima y abrir el corazón.

Mendive domina el arte de la luz en sus piezas. Le concede a cada rostro la claridad necesaria y lo más importante, que parezca siempre natural, como si los mismísimos rayos del sol penetraran en el lienzo.

En otras piezas, los colores son más tenues porque cada intención lleva un lenguaje diferente. El artista es un verdadero maestro en develar nuestra identidad como país. Sabe bien que es imposible explicar Cuba sin África y como nativo de la Isla, su sabiduría se encuentra muy ligada a las raíces del continente conocido como la cuna de la humanidad.

Si el observador se detiene con cautela ante sus pinturas, verá las partes convertirse en el todo,  ya que sus deidades no están a lo lejos sentadas en un trono ideal, más bien mezcla los dioses yorubas con los seres humanos porque “siempre están acompañándonos”, afirma el prestigioso pintor. Esa unidad de propósito se logra cuando se comprende el sentido cíclico de la vida y el arte, verdades que Mendive aprovecha al máximo para mostrar la magia que lleva dentro.

Varias de sus obras se han expuesto en países como África, Estados Unidos, África, Italia, Holanda, Suiza, Japón, Cuba y en otras regiones.

Frase de Manuel Mendive: “Mi obra tiene alas. Todo tiene su belleza, la noche, la luna, hasta en lo más feo hay algo bello”.