Sahara Habana

Desde tempranas edades, Sahara Habana demostró interés por el mundo artístico. A los seis años estudió en el Taller de Manero, donde tuvo sus primeros acercamientos con los colores, las figuras y los pigmentos. Aquella primera experiencia, como sucede en disímiles ocasiones, la cautivaría para siempre.

La entonces niña desconocía el poder de la imagen y su fuerza expresiva.

Luego el destino la hizo cambiar de rumbo y primero se graduó de Instructora de Arte en el 2012. Años más tarde, el Alma Mater la acogió como una de las alumnas en Psicología, especialidad en la que se licenció en el 2012.

“El hecho de ser psicóloga, supongo que me ha dado también herramientas para lograr conectar con las personas extra verbalmente. Amo la humanidad y la naturaleza. Y aunque hago otras cosas sé que nací para la fotografía documental”, asegura Sahara Habana.

Presentamos diez trabajos de la artista, donde nos regala diversas escenas con lirismo y profesionalidad. Se trata de escenas comunes en la rutina de cualquier cubano, pero con la energía y la carga dramática que ofrece la combinación del blanco y el negro para revelarnos lo oculto detrás de lugares, acciones y rostros.

Pages

Desde tempranas edades, Sahara Habana demostró interés por el mundo artístico. A los seis años estudió en el Taller de Manero, donde tuvo sus primeros acercamientos con los colores, las figuras y los pigmentos. Aquella primera experiencia, como sucede en disímiles ocasiones, la cautivaría para siempre.

La entonces niña desconocía el poder de la imagen y su fuerza expresiva.

Luego el destino la hizo cambiar de rumbo y primero se graduó de Instructora de Arte en el 2012. Años más tarde, el Alma Mater la acogió como una de las alumnas en Psicología, especialidad en la que se licenció en el 2012.

“El hecho de ser psicóloga, supongo que me ha dado también herramientas para lograr conectar con las personas extra verbalmente. Amo la humanidad y la naturaleza. Y aunque hago otras cosas sé que nací para la fotografía documental”, asegura Sahara Habana.

Presentamos diez trabajos de la artista, donde nos regala diversas escenas con lirismo y profesionalidad. Se trata de escenas comunes en la rutina de cualquier cubano, pero con la energía y la carga dramática que ofrece la combinación del blanco y el negro para revelarnos lo oculto detrás de lugares, acciones y rostros.